Vótame en el TOP SUPEROCIO
Mi?rcoles, 30 de julio de 2008
Científicos de la Universidad de Aberdeen, en Escocia, han desarrollado un fármaco que puede detener la progresión del Alzheimer. El estudio ha demostrado que los pacientes sometidos a este tratamiento han sufrido un 81% menos de deterioro mental que aquellos que no recibieron este medicamento.

Este trabajo fue presentado ayer en la Conferencia Internacional sobre el Mal del Alzheimer que se celebra en Chicago. Y las pruebas del fármaco se llevaron a cabo en 321 pacientes. Durante el ensayo clínico, los investigadores suministraron cantidades de 30, 60 ó 100 miligramos del fármaco, conocido como Rember, a los pacientes con Alzheimer de leve a moderado. Mientras tanto otros tomaron un placebo, aunque ni los pacientes ni los científicos conocían quiénes pertenecían al primer grupo y quiénes al segundo. El resultado, una diferencia de un 81 % en la tasa de deterioro mental entre unos y otros.

La dosis de 60 miligramos produjo los efectos más pronunciados: a lo largo de un periodo de 50 semanas hubo una diferencia de siete puntos en la escala para medir la gravedad de la demencia.

Seguir investigando

"Éste es el mayor descubrimiento en la lucha contra la demencia. Es la primera evidencia de que un nuevo medicamento puede mejorar la capacidad cognitiva de las personas con Alzheimer" ha señalado el profesor Clive Ballard, responsable del estudio al diario Daily Telegraph.

Los científicos, que se muestran optimistas con los resultados, aseguran que es necesario continuar con las investigaciones. Prevén emprender en 2009 mayores ensayos clínicos para probar la eficacia del fármaco, investigarán, asimismo, si ese medicamento tiene algún papel en la prevención de la enfermedad, que afecta a uno de cada 20 personas mayores de 65 años y causa demencia, pérdida de la memoria, cambios de personalidad y en casos extremos la muerte.

 


Comentarios