Vótame en el TOP SUPEROCIO
Jueves, 08 de mayo de 2008
Dos delincuentes de nacionalidad italiana de 25 y 26 años protagonizaron ayer una peligrosa persecución sobre dos ruedas por la A-8. Los motoristas llegaron a circular en dirección contraria por una de las vías más trasitadas del Norte de España para intentar perder a la Policía, que les seguía de cerca, con motocicletas y coches patrulla.

El suceso se produjo alrededor de las seis y media de la tarde. Dos profesionales liberales de origen español que se encontraban en viaje de negocios en Bilbao y que llevaban una sustanciosa cantidad de dinero encima, según indicaron fuentes de la investigación, llamaron al centro coordinador 112-SOS Deiak para denunciar un posible intento de robo.

Los comunicantes, que se dirigían en ese momento hacia su hotel, aseguraron que estaban siendo seguidos desde hacía un rato por una 'Honda 900 Hornet' con dos sujetos que ocultaban su rostro con cascos negros y que creían iban a asaltarles. Como se trataba de dos personas foráneas, desconocían la ciudad y no podían señalar a la Ertzaintza el punto exacto en el se encontraban, por lo que se les indicó que acudieran al aeropuerto de Loiu, una dirección fácil y bien señalizada. Pero no podían detenerse en ningún momento para evitar riesgos, indicaron las mismas fuentes.

Una vez que llegaron a los alrededores de la terminal vizcaína y al percatarse a cierta distancia de la presencia de una patrulla de la Ertzaintza, la moto sospechosa se detuvo en seco. Cuando los agentes se dirigían hacia los ocupantes para pedirles explicaciones, el piloto aceleró y emprendió la huida a toda velocidad en dirección a Derio.

Los policías comunicaron la fuga al centro coordinador de la Ertzaintza, que de inmediato movilizó a todas sus unidades en Vizcaya. Los responsables del operativo colocaron patrullas de Tráfico en todos los posibles desvíos que los delincuentes en fuga pudieran tomar, desde la A-8 en dirección Durango, hasta la A-68 en Areta, la N-637, en el Puente de Rontegi o las estaciones de servicio de Ugaldebieta y Muskiz, en la A-8. También se informó a la Guardia Civil de Cantabria ante la posibilidad de que los presuntos ladrones cruzaran la frontera vizcaína.

«Espectacular»

Una unidad de Tráfico localizó a la 'Honda 900' cuando circulaba a gran velocidad por el corredor del Txorierri. A ella se fueron sumando nuevas patrullas. Los policías lograron dar alcance a los delincuentes a la altura de la salida al Puerto de Santurtzi en la A-8, momento en que los pilotos decidieron dar la vuelta y seguir por el sentido contrario en dirección a Bilbao.

Testigos que presenciaron la persecución en este punto describían asombrados una escena «espectacular» en la que una motocicleta de color negro con dos ocupantes era perseguida en sentido contrario por hasta cuatro 'BMW R 1200 RT', el nuevo modelo de moto de la Policía autonómica, con sirenas y los rotativos activados.

Unos metros más allá, los delincuentes tomaron la primera vía de escape de la autopista. En mitad del ramal, abandonaron la máquina e intentaron escapar a pie. Finalmente, una patrulla de la Ertzaintza capturó a los dos individuos, que fueron identificados como dos ciudadanos italianos a los que se les imputaron sendos delitos de robo en grado de tentativa y contra la seguridad del tráfico, por conducción temeraria.

La arriesgada forma de huir de los arrestados lleva a la Ertzaintza a pensar que puede tratarse de delincuentes profesionales que planeaban un asalto con un jugoso botín y que tenían información previa sobre las víctimas. A partir de ahora, a la Ertzaintza le queda «mucha investigación» para esclarecer las verdaderas intenciones de los dos motoristas suicidas, afirmó ayer un portavoz de Interior.



Comentarios