Vótame en el TOP SUPEROCIO
Lunes, 25 de febrero de 2008
Amoeiro, una pequeña localidad de Ourense, se convirtió este domingo en el centro de atención del fútbol nacional. Allí se celebró un singular concurso para recaudar fondos para el Amoeiro C.F., club de la Segunda Regional. El método, sencillo: liberaron una vaca en A Penafita, el campo de fútbol que previamente se había dividido en parcelas, y allí donde dejara caer la primera boñiga... premio: un coche. El terreno de juego de 100 por 60 metros se dividió en seis mil parcelas que se pusieron a la venta.

El club abrió www.cacadelavaca.es, una web en la que se vendieron la mayoría de las papeletas.  Seis mil parcelas, a diez euros, total sesenta mil euros. Quitando gastos,  se embolsará treinta mil euros.

'Rubia', que así se llama la vaca, no tardó mucho en resolver el concurso. Sólo siete minutos. Con la boñiga sobre el campo, una empresa extremeña especializada en mediciones vía gps dio fe del lugar exacto donde había dejado “huella”. Para darle más emoción, la boñiga cayó justo donde se cruzaban cuatro parcelas y hubo que decidir el ganador. La suerte la dictó un bombo. Al final, el 4.279 fue el ganador, rifa vendida por internet.

Las otras tres parcelas “afectadas” también se llevaron un regalo. Una moto, un viaje a Canarias y una televisión de plasma. Más allá del resultado final del sorteo el verdadero ganador ha sido Amoeiro. Xosé Ángel Cid, presidente del club, reconocía que “hemos vendido parcelas en América Latina y Europa gracias a la web”.



Comentarios