Vótame en el TOP SUPEROCIO
Mi?rcoles, 05 de diciembre de 2007
Un hombre y una mujer, sospechosos de haber asesinado dos agentes de la Guardia Civil el pasado s?bado, han sido detenidos por la Gendarmer?a francesa en el departamento de Loz?re, al suroeste de Francia.

Uno de los dos presuntos etarras detenidos es Asier Bengoa L?pez de Armentia. Bengoa ya fue detenido en 2003, en una operaci?n desarrollada contra el aparato de captaci?n e infraestructura de ETA, en la que fueron arrestadas otras 27 personas a ra?z de la documentaci?n incautada al dirigente etarra Juan Ib?n Fern?ndez de Iradi "Susper".

El presidente del Gobierno, Jos? Lu?s Rodr?guez Zapatero, ha asegurado en la rueda de prensa celebrada en N?poles donde participaba en la cumbre conjunta en la cumbre ?talo espa?ola, que es "probable que los dos detenidos sean los autores del atentado". Zapatero ha querido transmitir su m?s "intensa felicitaci?n a la polic?a francesa y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado de Espa?a, extensiva al Gobierno franc?s, al presidente franc?s, y a la ministra del Interior, que ha estado en contacto con el ministro del interior espa?ol todo este tiempo, especialmente desde ayer por la noche".

Zapatero se ha mostrado "plenamente convencido" de que si se confirma la autor?a de los "dos sujetos", la tercera persona que particip? en el atentado "sin duda alguna tendr? el mismo destino". El jefe del Ejecutivo ha asegurado que estas detenciones son "fruto de un grand?simo esfuerzo de la polic?a espa?ola y la polic?a francesa".

El ministerio del Interior galo ha confirmado a trav?s de un comunicado que los dos detenidos responden "a la descripci?n de los individuos buscados por el homicidio de un guardia civil espa?ol".

Las detenciones se han producido a las 12.20 de hoy en la localidad de Chateneauf de Randon, cuando los dos presuntos terroristas no han podido escapar a un control establecido por la Gendarmer?a francesa cerca de un hotel.

Los dos presuntos miembros de ETA portaban una pistola, un revolver y documentaci?n falsa en el momento de su detenci?n. La Gendarmer?a Francesa ha procedido a tomarles las huellas dactilares para cotejarlas tanto con las huellas encontradas en los veh?culos que abandonaron en su fuga, como con los archivos policiales para as? proceder a su identificaci?n.

La ministra del Interior franc?s, Michelle Alliot Marie ha informado al ministro del Interior espa?ol, Alfredo P?rez Rubalcaba de las detenciones. Francia puso en marcha el pasado s?bado el llamado Plan ?pervier un dispositivo especial de b?squeda en el sur del pa?s en el que participaron medios terrestres y a?reos. Este operativo, efectivo en las primeras horas en el que se supone que los autores huyen, fue levantado por la ma?ana. Sin embargo, la Gendarmer?a mantuvo un dispositivo de controles

Los agentes de la Guardia Civil, Ra?l Centeno y Francisco Trapero, se encontraron presuntamente con tres miembros de la banda terrorista ETA en una cafeter?a de Capbreton. Seg?n una de las hip?tesis con las que trabaja las fuerzas de seguridad, los miembros de ETA reconocieron a los agentes y los llevaron a su veh?culo, donde comprobaron que eran agentes de la Guardia Civil, momento en el cual les dispararon a sangre fr?a.

Ra?l Centeno falleci? en el acto, mientras Francisco Trapero ha muerto esta ma?ana en el hospital de Bayona, donde estaba ingresado en estado extremadamente grave desde el s?bado. Los dos agentes, ambos solteros y miembros del Grupo de Apoyo Operativo (GAO, dedicado a vigilancias y seguimientos), participaban en una operaci?n antiterrorista que llevaba al menos un mes en marcha. En el momento del atentado no iban armados.

Tras disparar contra los dos agentes, los tres terroristas huyeron en un Volkswagen Golf. En el paraje de Haut-Mauco, los etarras se dividieron abandonando el veh?culo, donde se encontr? 340 gramos de material explosivo. La mujer sigui? su fuga en un segundo veh?culo, mientras los otros dos terroristas secuestraban a punta de pistola a una mujer y a su hija, que viajaban en un Peugeot 307. Las dos rehenes fueron liberadas poco despu?s, y los terroristas prosiguieron su hu?da.
Comentarios