Vótame en el TOP SUPEROCIO
Mi?rcoles, 28 de noviembre de 2007
La televisi?n alemana estrenar? a principios de 2008 el primer canal funerario del mundo, Etos TV, que rendir? homenaje a los seres queridos, ya fallecidos, de quienes est?n dispuestos a encargar un obituario televisado, por supuesto, previo pago.

Por el m?dico precio de 2.000 euros puede solicitarse una tele-necrol?gica de unos dos minutos de duraci?n que ser? repuesta por el canal unas diez veces a lo largo del d?a. Una puesta de sol, ni?os jugando en el parque, una monta?a nevada o un fulgurante cielo azul son algunas de las im?genes de recurso que los clientes pueden incorporar al obituario de sus parejas, padres, hijos, primos o t?os, acompa?adas, eso s?, de fotograf?as tanto del fallecido como de la familia.

La cadena tambi?n ofrece a sus clientes una amplia gama de piezas musicales y reflexiones acerca de la paz del m?s all?, con varias voces en off. El creador del proyecto y ex jefe de Marketing de la cadena privada RTL, Wolf Tilmann Schneider, justifica la iniciativa por la necesidad de las televisiones de diversificar su producto y considera que el mercado funerario est? todav?a por explotar.

"Cada a?o mueren en Alemania 800.000 personas. Si tenemos en cuenta que cada uno tiene cuatro familiares, amigos y compa?eros de trabajo ?ntimos, cerca de 3,2 millones de alemanes se enfrentan cada a?o al tema de la muerte", se?al? Schneider en una entrevista con el diario popular BZ de Berl?n.

La programaci?n de Etos TV, que ha montado sus estudios en la localidad de Glienicke, junto a Berl?n, se complementar? con reportajes sobre cementerios que, seg?n Schneider, son concebidos por mucha gente como "oasis de tranquilidad y reflexi?n".

A trav?s de sat?lite o v?a internet, familiares y amigos podr?n comprobar c?mo su t?o, su padre, su mujer o su mejor amigo disfrutan a t?tulo p?stumo de sus dos minutos de fama.
Comentarios