Vótame en el TOP SUPEROCIO
S?bado, 24 de noviembre de 2007
Era cuesti?n de tiempo que Marion Jones, la reina de la velocidad en los Juegos de Sidney, devolviera sus cinco medallas ol?mpicas tras admitir en p?blico que se hab?a dopado para conseguirlas. Y que una de esas medallas, el oro en los 100 metros, fuera a parar a la vitrina de Ekaterina Thanou, la misma que protagoniz? el mayor esc?ndalo de dopaje, huida en moto y paso por el hospital incluidos, de los Juegos de Atenas cuatro a?os despu?s. La papeleta la tiene ahora el Comit? Ol?mpico Internacional COI), disgustado con la idea de que la medalla acabe en manos de la griega.

El drama ha venido por entregas. Cuando a principios de mes Jones admiti? entre l?grimas que hab?a recurrido a sustancias dopantes para lograr sus triunfos, la suerte estaba echada. Ayer la Federaci?n Internacional de Atletismo (IAAF) hizo oficial la descalificaci?n de la atleta estadounidense, la anulaci?n de todos sus resultados oficiales a partir del 1 de septiembre de 2000, una sanci?n por dos a?os que empez? a cumplirse el 8 de octubre y la exigencia de que Jones devuelva todas sus medallas y los premios asociados a ellas. Las cinco que gan? en Sidney -oro en 100 y 200 metros y el relevo 4x400 metros y bronce en 4x100 y en salto de longitud- ya no est?n en manos de la atleta, que se las entreg? al Comit? Ol?mpico de Estados Unidos un d?a despu?s de admitir que hab?a usado esteroides. El mismo organismo le reclam? entonces el pago de los 100.000 d?lares (67.399 euros) que cobr? por esas victorias.

Con su carrera acabada a los 32 a?os, nadie piensa ya en Marion Jones. Mucho menos el COI, cuya preocupaci?n ahora es evitar que Thanou, la griega que huy? con su compa?ero Kenteris para evitar un control antidopaje el mismo d?a que empezaban los Juegos de su pa?s, acceda a la gloria ol?mpica. El problema para el COI, que tratar? el tema en la reuni?n que celebrar? entre el 10 y el 12 de diciembre en Lausana, es que Thanou logr? su plata en la prueba reina de la velocidad en Sidney de forma legal. Como el resto de medallistas, fue obligada a someterse a un control antidopaje. Y lo super?. Por eso el COI baraja apelar al esp?ritu ol?mpico para evitar que la griega sea coronada. En cualquier caso, parece probable que el asunto acabe en el Tribunal Arbitral del Deporte en un episodio m?s del culebr?n. Y puede que sea la jamaicana Tanya Lawrence, que en 2000 se subi? al tercer caj?n del podio, quien pase a los libros de historia como la m?s veloz de los Juegos de Sidney.

Imagen
Comentarios