Vótame en el TOP SUPEROCIO
S?bado, 15 de septiembre de 2007
Una cesta de uno de los mejores jugadores que hoy en d?a act?an en el baloncesto del Viejo Continente, el base del CSKA Mosc? ruso Theos Papalukas, salv? a Grecia de la eliminaci?n a seis segundos del final de un partido que Eslovenia ten?a en el bolsillo y daba la mejor clasificaci?n de su historia al conjunto ex yugoslavo.

Pero Grecia es Grecia. Estaba perdida. Perd?a 58-42 a seis minutos del final. Hab?a perdido el control de la situaci?n despu?s del primer tiempo y, sin embargo, resurgi? de sus cenizas para reivindicarse como lo que es, la campeona de Europa, la subcampeona del mundo y, por extensi?n, el rival de Espa?a en semifinales.

Los griegos plantearon el choque con todas las precauciones para llevarlo al terreno en el que ahora, en un estado de forma inferior al de hace un a?o en el Mundial de Jap?n 2006, pod?an hacer m?s da?o al cuadro de Ales Pipan, que ha puesto uno de los estilos m?s din?micos del torneo y se siente bien cuando abundan los puntos, la velocidad y el arrojo.

Grecia tiene una virtud incuestionable: sabe mandar en el ritmo. Siempre lo ha hecho. En el mundial japon?s jug? de forma diferente casi en cada partido, adapt?ndose a las peculiaridades del rival, sin que eso significase renunciar a su propia filosof?a, que es, precisamente, mimetizarse para romper los principios del modelo que usa su oponente.

Los griegos consiguen desnaturalizar a los equipos que se les cruzan por el camino. Les llevan a su terreno, les hacen comulgar con una forma de jugar que siempre es la opuesta a la que predica el equipo de enfrente. Pero este a?o no funciona igual, le falta esa pizca de acoplamiento, de qu?mica, que le dio el oro en Belgrado 2005 y la plata mundial en Jap?n 2006. Eso s?, no ha perdido el instinto y tiene a Theos Papalukas. Un genio.

Los eslovenos han prescindido de algunos de los jugadores que disputan la NBA -s?lo est?n Rado Nesterovic y Uros Slokar (Toronto Raptors)- y han apostado por j?venes de calidad y hombres de contrastado nivel y experiencia en las competiciones europeas. Adem?s, Pipan ha empezado a sacar agua de un pozo de talento que no hab?a brillado como se esperaba en las cumbres internacionales.

Eslovenia, a punto de conseguirlo

Ten?an el pase a semifinales en la mano, pero se les fue sin ni siquiera enterarse de lo que hab?a pasado. Salieron de la cancha como zombis.

Con Nesterovic y Matjas Smodis a la cabeza -ocho puntos cada uno- pelearon todo el primer tiempo frente a la f?rrea Grecia de este a?o. No es el equipo que endos? 111 puntos elimin? a los Estados Unidos en las semifinales del campeonato del mundo nip?n, pero es una selecci?n de raza, un bloque campe?n. Grecia rebosa oficio, saber estar, rezuma inteligencia y, aunque menos acoplada, dispone la misma categor?a individual y colectiva.

Sab?an que Eslovenia les iba a hacer sufrir y, la recta final del primer periodo, recompens? la mayor alegr?a de la apuesta eslovena (34-28), al menos, moment?neamente. Ahora bien, la hora de las felicitaciones s?lo puede desatarse cuando la bocina ha marcado el final. Antes es un brindis al sol.

Quedaba la duda de saber cu?l de las dos selecciones iba a imponer sus formas en y conseguir el pase en la segunda parte. La inc?gnita pareci? aclararse con un triple del base Jaka Lakovic a los veintitr?s minutos (41-28). Eslovenia crey? en algo m?s que el sufrimiento defensivo y sus tiradores concretaron la recompensa a la elecci?n m?s amable con el espect?culo en n?meros contantes y sonantes (49-37 m.29).

En ese preciso instante, a pesar de todo lo que quedaba por delante, a pesar de que Grecia es la campeona continental y la subcampeona mundial, Eslovenia abrazaba las semifinales sin temor.

No percib?a ninguna amenaza. S?lo depend?a de s? misma. Se olvid? de que los campeones, todos, en cualquier deporte, siempre merecen todo el respeto. Nadie regala medallas. Cuestan mucho trabajo. A Grecia nadie se las ha colgado gratis. Las tiene porque es capaz de remontar partidos as?.
Comentarios