Vótame en el TOP SUPEROCIO
Jueves, 12 de julio de 2007
Ni los vikingos ni Crist?bal Col?n. Diez aventureros se embarcaron ayer en el Abora III desde los muelles del r?o Hudson de Nueva York con destino a Espa?a con un objetivo: cambiar los libros de Historia. Con una balsa construida con juncos seg?n un dise?o prehist?rico pretenden probar que, gracias a sus "suficientes" conocimientos n?uticos, los hombres de hace 14.000 a?os fueron los primeros en cruzar el oc?ano Atl?ntico y llegar al mar Mediterr?neo desde el continente americano.

"Este viaje desde Nueva York a las costas espa?olas pretende demostrar que los contactos prehist?ricos entre Norteam?rica y el Mediterr?neo exist?an. Vamos a cambiar los libros de Historia", asegur? ayer Jos? Valma?a, un historiador cubano-americano aficionado a la arqueolog?a mar?tima y tripulante de la embarcaci?n. Para Valma?a, "es importante que, si el barco llega a Espa?a, los acad?micos empiecen a creer en la capacidad mar?tima de los pueblos prehist?ricos sobre la que tantas pruebas hay".

El equipo de exploradores, procedentes de Alemania, Noruega, Bolivia y Estados Unidos, est? encabezado por el bot?nico y arque?logo alem?n Dominique Gorlitz, miembro del New York Explorers Club, quien se mostr? seguro de que "la expedici?n har? historia". "Si tenemos ?xito con nuestra haza?a, espero que todos cambien de parecer y acepten, como dir? yo entonces, que Crist?bal Col?n no fue el primero en cruzar el Atl?ntico", explic? Gorlitz poco antes de que zarpara el Abora III, cuyo nombre alude al dios sol de los antiguos ind?genas guanches canarios.

La prueba, los hallazgos de tabaco y coca

Seg?n los expedicionarios, el descubrimiento de tabaco y coca a ambos lados del Atl?ntico es un indicio de los viajes transatl?nticos que ocurrieron en la era prehist?rica, algo que dar?a respuesta al hecho de que los cient?ficos hayan encontrado en la momia de Rams?s II, en Egipto, trazas de tabaco y coca.

La expedici?n toma el testigo as? a las que protagoniz? el noruego Thor Heyerdahl (1914-2002), considerado el fundador de la arqueolog?a mar?tima, quien con sus viajes quer?a demostrar que ya en la Edad de Piedra ocurri? un intercambio cultural intenso por v?a mar?tima entre el mundo conocido y el continente americano.

Llegada a Canarias en septiembre

Tras introducirse en el Atl?ntico, el Abora III har? su primera escala en las islas Azores, para despu?s atracar en C?diz y culminar la expedici?n en Tenerife, en las islas Canarias, a finales de septiembre.

La embarcaci?n no va acompa?ada de barcos de asistencia para casos de emergencia, aunque sus tripulantes cuentan con tel?fonos v?a sat?lite para comunicarse y la posici?n de la nave puede verse en directo por GPS en la p?gina web www.abora3.com.

Valma?a asegur? que "la tripulaci?n no tiene miedo, simplemente est? excitada ante la tremenda aventura", y explic? que "los mayores peligros" que se pueden encontrar en alta mar son los barcos y las tormentas. "Nosotros somos bastante m?s peque?os que los barcos que surcan las aguas del Atl?ntico y mucho m?s lentos, as? que hay que esperar que ninguno se nos eche encima", indic? el historiador y navegante.

La balsa Abora III es una r?plica de los nav?os de juncos de la Edad de Piedra y fue construido entre 2005 y 2006 en Bolivia por indios aimara, quienes aplicaron una tecnolog?a tradicional. Su dise?o se refin? en Nueva York entre mayo y junio de este a?o, mediante la instalaci?n de quillas laterales que le permiten navegar de trav?s y recibir el viento por el costado para que as? pueda llegar sin grandes contratiempos a Tenerife.
Comentarios