Vótame en el TOP SUPEROCIO
Domingo, 10 de junio de 2007
Que Hamilton s?lo necesitaba tiempo para lograr su primera victoria en F?rmula Uno era un secreto a voces, si bien el primer puesto tiene un sabor agridulce, casi tr?gico. Casi tres meses de paciencia y seis grandes premios ha necesitado el novato de McLaren para ascender a lo m?s alto del caj?n, y cuando pod?a casi rozarse el momento m?s dulce ('pole' carrera y, de postre, liderato), el piloto de BMW, Robert Kubica, que manten?a un cara a cara con Jarno Trulli, se sal?a de pista, estrell?ndose de lado a lado en la horquilla m?s cerrada del circuito: L'Epingle. Afortunadamente, la vida del piloto no corre peligro, pero estar? un tiempo alejado de su monoplaza (ver m?s informaci?n en esta noticia)

Pero no s?lo el incidente de Kubica ha marcado la t?nica de la jornada. De principio a fin, la sexta cita del Mundial ha estado plagada de accidentes y complicaciones. Tras una salida muy t?ctica, cerrando los huecos y la visi?n a un Nick Heidfeld muy lanzado, Hamilton ha mantenido su primera plaza, Ferrari no ha variado posiciones y Alonso ha realizado la primera de sus cuatro excursiones por la hierba. Tomando la curva de Ayrton Senna en l?nea recta, el asturiano ha da?ado sus neum?ticos, y las consecuencias le han dejado sin opciones para mantener su posici?n de l?der.

Los Bridgestone del ovetense han aguantado algo m?s de una veintena de vueltas. La parada era la soluci?n ideal, pero la casualidad ha unido el repostaje del espa?ol con la primera aparici?n del coche de seguridad (Adrian Sutil, accidentado), y Alonso ha tenido que forzar un repostaje para no dejar seco su dep?sito pese a las prohibiciones de la normativa FIA. La organizaci?n no ha dudado un instante en penalizar la mala conducta de Alonso. 10 segundos. Un tiempo que podr?a haber valido un podio. Canad? sigue siendo territorio odiado por Fernando Alonso.

Con Sutil fuera de carrera, el panorama segu?a pintando bueno para Hamilton y Heidfeld, que manten?a la segunda posici?n. Pilotos como Takuma Sato y Ralf Schumacher, ins?litamente, han gozado de privilegio en algunos momentos, pero han sido espejismos que han ido deshaci?ndose a medida que transcurr?an las vueltas. Sin embargo, cuando parec?a que llegaba la calma, ha estallado la tormenta sobre el asfalto canadiense. El safety car, protagonista no invitado del d?a, hac?a aparici?n con la vuelta 26. El perjudicado: Robert Kubica.

El drama Kubica (noticia dedicada a esto)

La frenada para entrar en el alfiler de L'Epingle (58km/h) ha marcado la nota discordante del espect?culo. El polaco de BMW-Sauber ha perdido el control de su monoplaza en mitad de un mano a mano con el italiano Jarno Trulli (Toyota), y la importancia de la aerodin?mica en el trazado de Gilles Villeneuve ha quedado manifiesta cuando el b?lido blanquiazul ha despegado ligeramente para acabar estrellado contra el muro de la horquilla a 290 km/h.

La respiraci?n se ha contenido durante unos segundos en Montreal. Robert Kubica sal?a despedido contra el otro muro desnudando su coche casi hasta el chasis con vueltas mortales incluidas. Finalmente, cuando el estr?pito ha cesado en el muro izquierdo de la curva, la tragedia ha asomado al ver al piloto ladeado e inm?vil dentro del habit?culo de su coche. Inmediatamente, los servicios m?dicos se han activado, y el de BMW ha sido trasladado al hospital m?s cercano. El diagn?stico: contusiones y una pierna rota. Susto, y no m?s.

La rabia de Alonso

El accidente de Kubica ha servido para que el asturiano, junto con Nico Rosberg (tambi?n penalizado), entrara en boxes a cumplir su sanci?n, pero las opciones al podio se esfumaban irremediablemente. Las continuas salidas del coche de seguridad (hasta cuatro) y sus cuatro salidas de pista no han bastado, sin embargo, para minar el coraje del asturiano.

La loter?a esta vez deparaba una decimotercera posici?n que anulaba toda opci?n de regentar el campeonato una carrera m?s, pero el trabajo no ha terminado para el bicampe?n, que ha iniciado una intensa escalada y hasta un duelo con Kimi Raikkonen, quien esta vez s? ha conseguido mantener al espa?ol en su rebufo. Al menos hasta la siguiente aparici?n del safety car. Finalmente, el bicampe?n firma una valiosa s?ptima plaza a la espera de mejores actuaciones.

En cabeza de carrera, Hamilton segu?a gestionando con maestr?a su mon?logo de l?der, paso a paso, vuelta a vuelta, seguido de Heidfeld y Ralf Schumacher, quien se ha visto superado al final por Mark Webber, quien al t?rmino de la carrera ha cedido su lugar a Alex Wurz. Si la desgracia se ha cernido sobre Alonso, con Hamilton ha sucedido exactamente lo contrario. Los coches de seguridad han coincidido siempre una vuelta despu?s de los repostajes del brit?nico. Canad? ten?a hoy un destino escrito con nombres y apellidos: Lewis Hamilton.

Entre incidentes y accidentes ha proseguido el resto de la carrera, donde el paso por meta ha sido casi un milagro para los equipos. Tambi?n para Ferrari. El finland?s Kimi Raikkonen, que llegaba a Canad? con la intenci?n de resarcirse de su t?mida actuaci?n en M?naco, llegar? a Indian?polis con cuatro puntos m?s en su cuenta personal, que ya es algo. Su compa?ero de equipo, el brasile?o Felipe Massa, ha visto la bandera negra por omitir un sem?foro en rojo. Tambi?n Fisichella. Ambos han sido descalificados.

El dibujo semiurbano de Gilles Villenuve abrir? de nuevo el debate sobre la seguridad en los trazados de ciudad, y ser? protagonista en todos los res?menes del a?o, tanto por los accidentes como por las an?cdotas, el r?cord de piezas dispersadas en suelo canadiense, los tres primeros puntos de Sato en la temporada y el abandono de diez pilotos: Button, Coulthard, Speed, Sutil, Kubica, Albers, Liuzzi Massa, 'Fisico' y Trulli, tambi?n accidentado.

VER M?S INFORMACI?N EN ESTA NOTICIA
Comentarios