Vótame en el TOP SUPEROCIO
Domingo, 13 de mayo de 2007
Estado de euforia, optimismo, alegr?a, confianza, buena racha, el Bar?a tocado, Cannavaro presentando sus premios al p?blico del Bernab?u, el Espanyol con la mente puesta en Glasgow, un inicio prometedor, con saque de esquina y disparo de Van Nistelrooy en apenas minuto y medio. Nada parec?a estorbar en el camino hacia tres nuevos puntos, ni siquiera Kameni, que fall? estrepitosamente en su primera intervenci?n. Nada m?s lejos de la realidad.

El asedio blanco era total, dominio absoluto. Los de Capello volaban al son de Guti, con Higua?n y Roberto Carlos atentos y r?pidos en sus bandas, Ra?l y Van Nistelrooy prestos al desmarque y todo el equipo, en general, muy enchufado. La cosa ten?a una pinta estupenda, pero Guti, relajado, disfrutando de su buen momento, pec? de confianza, perdi? un bal?n en el centro del campo y el Espanyol, que a regalos no se iba a negar, mont? una contra fulgurante entre J?natas y Rufete que Pandiani remach? a gol.

La jugada, inesperada visto el devenir del juego, enfri? al Real Madrid y descubri? una enorme v?a de agua en la banda izquierda de los de Capello, la de Roberto Carlos, y tambi?n, una seria dificultad para sacar el bal?n jugado desde atr?s cuando los catalanes presionaban cerca del ?rea de Casillas. As?, en un nuevo contragolpe del Espanyol, Rufete entr? sin oposici?n por la banda del brasile?o, lejos de posiciones defensivas, y colg? una rosca preciosa que Pandiani remat? con mucha intenci?n cerca del segundo palo.

Ver para creer. Y eso que el Espanyol ven?a con muchas ausencias. El caso es que los de Valverde se mov?an con gran soltura y el Madrid, perplejo ante los acontecimientos, intentaba poner en orden las ideas. Logr? recortar distancias el cuadro de Capello con una jugada entre Ra?l y Roberto Carlos que finiquit? Van Nistelrooy con su solvencia habitual. Sin embargo, en otro lance en el que la defensa del Real Madrid estuvo otra vez bland?sima, Moha encontr? un hueco para entreg?rsela a Pandiani y el ?rifle? consum? su ?hat-trick?.

Hab?a pasado media hora, se hab?an marcado cuatro goles y el Espanyol era el equipo que m?s estaba creciendo sobre el campo, Costa y J?natas dominaban el centro del campo, hasta el punto de nublar a Guti, Moha y Rufete estaban amargando a Cicinho y Roberto Carlos, que r?pido desistieron de incorporaciones y ajustaron mejor sus marcas, y Pandiani parec?a estar viviendo su gran noche.

Higua?n, decisivo

Guti e Cicinho se quedaron en la caseta pagando los platos rotos, salieron Helguera y Reyes. Y el sevillano la tuvo en sus botas muy pronto, pero envi? su disparo fuera. La jugada del extremo sevillano apuntaba una nueva actitud, una aproximaci?n diferente al partido, aunque los cambios de Capello resultaran complicados de entender. El caso es que una internada de Roberto Carlos, quiz? con ganas de enmendar sus errores de la primera mitad, llev? el bal?n hasta el borde del ?rea de Kameni, donde toc? de espuela Van Nistelrooy y Ra?l, listo, remat? a gol.

Apret? los dientes el Real Madrid, ech? mano de la garra, del f?tbol directo y de su excelente condici?n f?sica. El Espanyol se arrug?, no quer?an sus jugadores perderse por lesi?n o golpe la final de la UEFA, y los blancos terminaron por domar el partido. M?s, cuando en una jugada trompicada en la que Kameni acab? tropezando con un defensa, Reyes aprovech? un bal?n suelto para empujar f?cil hacia porter?a. 3-3

La remontada parec?a cercana, inminente, y Valverde comenz? a mover piezas con mucho sentido. Primero entr? Luis Garc?a por Pandiani, que la final de la UEFA en Glasgow importa, y el reci?n salido dej? muy pronto muestras de su calidad. Tambi?n, Coro por Rufete. Valverde estaba consiguiendo mover a sus hombres sin perder posibilidades en el partido y sin descuidar la gran cita del pr?ximo mi?rcoles. Gran estratega el t?cnico vasco.

Se estaban viviendo minutos cruciales para el futuro del equipo blanco; una derrota les alejar?a casi de manera definitiva de la Liga y de poco serv?a el empate. As? las cosas, el juego entr? en una fase muy insulsa, bien porque el Espa?ol dej? de arriesgar, Valverde tambi?n puso en juego a Jarque, bien porque en el Madrid, sin Guti, escaseaban las ideas. Eran momentos decisivos y la tensi?n crec?a a medida que pasaban los minutos.

En el Madrid, crec?a el cansancio, se produc?an m?s errores, y el Espanyol, como en la primera mitad, no iba a dejar pasar los regalos; Casillas tuvo una milagrosa intervenci?n en un mano a mano con Luis Garc?a que apunto estuvo de amargar definitivamente la noche al p?blico del Bernab?u.

Pero apareci? Higua?n, Gonzalo Higua?n, que rob? un bal?n en la banda derecha, hizo la pared con Reyes y a la vuelta del bal?n a sus pies marc? el gol m?s importante de su corta carrera en el Real Madrid. Un gol, que quiz? valga una Liga.
Comentarios