Vótame en el TOP SUPEROCIO
Mi?rcoles, 07 de marzo de 2007
Impresionaba el estadio de Anfield. El himno, You'll never walk alone , la grada, The Kop , el cartel del t?nel de vestuarios, "This is Anfield". Como dir?a Vicente Verd?, el f?tbol se basa en mitos, ritos y s?mbolos. Y esta idea se torna cierta y tangible en estadios como el del Liverpool, donde la historia, la tradici?n y la pasi?n por el f?tbol adornan y elevan cualquier partido. M?s a?n si se trata de la Liga de Campeones, donde el Pool es un cl?sico. Y m?s a?n si es frente al Bar?a, el vigente campe?n.

Ben?tez le dio la pelota a Rijkaard. Que elaborase ?l. Ten?a el Bar?a que buscar la victoria, no hab?a otro remedio, y el Liverpool quer?a trabajar la presi?n que tan buen resultado le dio en la ida y acuchillar la espalda de su rival con sus oleadas de f?tbol directo e industrial, como un ejercito bien entrenado en la defensa (s?lo cuatro goles recibidos en Anfield en Liga) y dispuesto a enca?onarte sin piedad a la m?nima oportunidad.

Como el Bar?a no lograban zafarse de la telara?a tejida en el centro por Ben?tez, fueron los reds los primeros en encontrar v?as de ataque. Y se animaron al comprobar que llegaban con cierta facilidad. Avis? Riise con un zapatazo con la zurda que vio pasar rozando el poste un aturdido Vald?s. Y a los pocos minutos, el noruego volvi? a cargar esa bota izquierda de plomo para hacer temblar el travesa?o.

Estaba empeque?ecido el Bar?a, enanitos parec?an los jugones al lado de los Gerrard, Sissoko, Riise, Carragher o Kuyt. Peque?itos y atontados entre el griter?o y la contundencia f?sica de su rival. Y tuvo una oportunidad el Liverpool, m?s bien una secuencia de oportunidades, una serie de disparos y rechaces que, milagrosamente, salv? la defensa azulgrana con Puyol sacando balones desde la l?nea y Vald?s volando de un lado a otro. Para reafirmar el dominio rojo, Sissoko mand? otro bal?n al larguero tras un desastroso despeje de Vald?s.

Mal pintaban las cosas para el Bar?a. Nueve disparos a puerta del Liverpool por ninguno de los catalanes en la primera media hora. Y aunque los de Rijkaard trataban de jugar, sobre todo Iniesta, y algo Deco, en medio del chaparr?n, lo cierto es que no hab?a otro color que el rojo sobre la hist?rica pradera de Anfield.

Demasiado tarde para reaccionar.

No cambi? el escenario, m?s de los mismo; enorme despliegue f?sico de los reds , y superioridad t?ctica, dominio territorial y control del centro del campo, donde Sissoko reba?aba todos los balones divididos, Xabi Alonso se mov?a sin presi?n y Gerrard hac?a lo que le ven?a en gana por la derecha.

Ronaldinho, que hab?a lanzado sin picard?a ni intenci?n una falta directa, pudo meter a su equipo en el partido un minuto despu?s tras una jugada vibrante en la que regate? a toda la defensa inglesa y estrell? finalmente el bal?n en el palo izquierdo de Reina. Despertaba el Bar?a, qu? remedio, se escapaba la Champions, y Messi sum? otra oportunidad que solvent? Reina. Giuly sali? por Eto'o, superado por el acontecimiento y a?n en proceso de recuperaci?n. Otro chiquito m?s entre la pandilla de musculosos gigantes de Ben?tez.

No necesitaba el Liverpool apretar el acelerador, pero tambi?n pod?a desesperarle la suma de ocasiones desperdiciadas, tantas y tan claras, suficientes como para haber dejado el partido m?s que resuelto. Y nunca se puede fiar uno del Bar?a, de un equipo con tanta calidad. Adem?s, Rijkaard estaba echando el resto y retiraba a Thuram para poner en juego a Gudjohnsen.

Y la salida del island?s result? providencial, tambi?n la de Giuly, que aport? mucha velocidad y picante por la izquierda, pero el rubio delantero consigui? lo que no hab?a podido lograr el Liverpool, marcar. El gol espole? al Bar?a que, con Xavi a la cabeza, se fue a vivir definitivamente a terreno rival.

Mientras que en el Bar?a era Xavi el que parec?a m?s enchufado, al Liverpool, que perd?a gas de forma alarmante, lo manten?a en pie Steven Gerrard, un futbolista enorme. Lo intent? hasta el final el Bar?a, con Deco m?s entonado y Ronaldinho m?s participativo, pero no pudo ser, incluso Crouch pudo marcar, un gol que hubiera hecho justicia al mejor juego del Liverpool. En cualquier caso, los de Ben?tez estar?n en cuartos y el Bar?a, fuera.
Comentarios