Vótame en el TOP SUPEROCIO
Jueves, 21 de diciembre de 2006
El recuerdo a los cuatros aficionados del Recreativo fallecidos en un accidente de tr?fico cuando viajaban a Madrid marc? el desarrollo del encuentro que el Recreativo no quer?a disputar por respeto a las v?ctimas.

El f?tbol es un pretexto para la diversi?n, la fiesta y la alegr?a, una excusa para ser feliz y para alejarse de los problemas cotidianos. Sin embargo, en esta ocasi?n fue el responsable indirecto de una desgracia, de una tragedia que golpe? con dureza y sin piedad al Recreativo de Huelva y que cost? la vida a cuatro seguidores que viajaban a Madrid para ver a su Recre y nunca llegaron a su destino. Es en estos momentos cuando uno reflexiona, sit?a al f?tbol en su verdadera dimensi?n y relativiza problemas que antes parec?an enormes y ahora no pasan de simples an?cdotas.

Por eso se hace muy complicado hablar de lo que sucedi? en el Santiago Bernab?u, que record? a las v?ctimas con un respeto y una emoci?n como hac?a tiempo que no se ve?an en un estadio. Las l?grimas ahogaron esta vez los gritos de ?nimo de un partido que se jug? con un nudo en la garganta. Uno no sabe si el mejor homenaje a los fallecidos fue disputar el encuentro o si hubiera sido m?s acertado suspender el choque. Las dos opciones parecen razonables e igual de respetables, teniendo en cuenta que casi 3.000 seguidores onubenses se hab?an desplazado ya a Madrid. Hay ocasiones en que acertar con la decisi?n justa parece casi imposible.

De lo que sucedi? en el c?sped fue noticia la alineaci?n del Real Madrid, en la que entraron Ronaldo y Beckham y de la que salieron Robinho y Reyes. De inicio, el Madrid propuso el habitual f?tbol de balones largos para intentar que Van Nistelrooy y Ronaldo sorprendieran a la defensa rival. Mientras, el Recre busc? el bal?n y lo jug? siempre por el suelo. La consecuencia fue que el Madrid no dispar? con cierto peligro hasta el minuto 37, con un lanzamiento que se perdi? fuera de Van Nistelrooy, y el Recreativo se march? al descanso con una justa ventaja en el marcador. Sinama recibi? en el borde del ?rea, aprovech? un error en el despeje de Cannavaro, que no tuvo su mejor noche, y bati? a Casillas.

El tanto estimul? a Capello, que retir? a Emerson en el descanso y dispuso un doble pivote con Beckham y Guti, lo nunca visto en el t?cnico italiano. Los que no reaccionaron fueron sus jugadores, al menos hasta que recibieron el segundo gol, marcado tambi?n por Sinana despu?s de un nuevo error de la defensa blanca.

Jugar como no sabe

Un mundo por delante, casi 40 minutos, y el Madrid se vio obligado a jugar como no sabe, con el bal?n en los pies y llevando la iniciativa. Guti nunca encontr? su sitio y Beckham tampoco le ofreci? la colaboraci?n necesaria. El Recre dio un paso atr?s, defendi? con orden e inteligencia y s?lo con eso fren? los ataques madridistas.

Capello sigui? probando, retir? a Ronaldo y Salgado para que entraran Reyes y Mej?a. Sergio Ramos pas? al lateral derecho y pas? a jugar con Van Nistelrooy como ?nica referencia en ataque, pero ?ste tampoco fue el remedio a los males del Madrid, que tuvo m?s la pelota en la segunda parte, pero no supo qu? hacer con ella y perdi? con justicia. Y a?n fue peor cuando Viqueira, que disput? un choque espl?ndido y antes hab?a estrellado un tiro en el poste, convirti? un lanzamiento de falta de forma magistral.

El Real Madrid, que complet? un partido lamentable, ante la indignaci?n de su afici?n, despide el a?o con una notable decepci?n, pero instalado en la zona noble de la clasificaci?n y con la ilusi?n de recuperar los t?tulos perdidos hace ya demasiado tiempo. Cuando Ram?n Calder?n fich? a Fabio Capello como entrenador ten?a claro lo que quer?a del italiano. Buscaba, por encima de cualquier otro aspecto, levantar una Copa, la que fuera, algo que est? en disposici?n de conseguir. Pero hasta que llegue ese momento, si al final sucede, la emoci?n m?s intensa que encuentran la mayor?a de los seguidores del Madrid es dirigir sus ojos al marcador al t?rmino de los partidos. Lo que sucede entre el pitido inicial y el final no pasar? a la historia y en gran parte de los casos bien merece una buena siesta.

Mientras, el Recreativo abandona 2006 con un triunfo que sabe a gloria, pero golpeado por la desgracia despu?s de que Marcelino Garc?a y sus hombres, con un f?tbol tan atrevido y alegre para la vista como efectivo, hayan completado un primer tramo de la temporada que s?lo se puede calificar como sensacional, impecable.

Acab? el partido y lleg? el momento de volver a recordar a los que no estuvieron, si hubo alguna ocasi?n en la que se dej? de hacerlo. Escribi? el genial Julio Cort?zar en Rayuela que ?el recuerdo es el idioma de los sentimientos?. Por desgracia ese es el idioma que han debido utilizar los seguidores del Recreativo y todos aquellos que, por un d?a, nos hemos sentido parte de ese centenario club y de su entra?able afici?n.
Comentarios