Vótame en el TOP SUPEROCIO
Domingo, 10 de diciembre de 2006
La campa?a de Navidad es, como sucede con otros productos -el juguete o los turrones, por ejemplo-, la ?poca dorada del a?o para el sector de la telefon?a m?vil. En torno al 25% de la venta de nuevos terminales, y tambi?n de las nuevas altas de usuarios, se produce en un periodo de apenas 20 d?as: desde mediados de diciembre hasta el 6 de enero. Este a?o, el sector est? de estreno. Tres operadores completamente nuevos -Yoigo, Phone House y Carrefour- y otro que, a pesar de estar en el mercado desde 1998, debe comenzar a rescatar a los clientes uno a uno -Euskaltel-, irrumpen en un mercado que est? al borde de la saturaci?n. Tarifas de aparente bajo coste y ofertas de terminales que llaman, se conectan a Internet y hacen fotos son las dos armas preferidas de las compa??as.

Yoigo se estrena con muchos a?os de retraso. Es el nombre comercial elegido por Xfera -empresa en la que participa el grupo sueco Sonera y la constructora espa?ola ACS-, que obtuvo una licencia de operador de tercera generaci?n en marzo de 2000 y permanec?a 'dormida' desde entonces. Al igual que la pr?ctica totalidad de los nuevos actores en este teatro, ha anunciado una pol?tica comercial agresiva, con una oferta de tarifas simples y de bajos costes.

Llegan los virtuales

La nueva legislaci?n que ha permitido la creaci?n de los denominados 'operadores virtuales' ha provocado lo que parece el inicio de una avalancha de marcas. Euskaltel, con una larga trayectoria en el sector, aunque como mero comercializador de los servicios de Amena; la empresa francesa de grandes superficies Carrefour y la cadena de tiendas de telefon?a Phone House -que operar? con la marca Happy M?vil- han sido los primeros en estrenarse en este mes de diciembre. Otras m?s, como es el caso de El Corte Ingl?s, British Telecom, Ya.com, Jazztel y Tele 2, prev?n irrumpir en este mercado durante el pr?ximo a?o.

?Existe hueco para tantos? Dif?cilmente. ?sta es la opini?n de todos los expertos del sector que, si bien reconocen que la experiencia vivida en otros pa?ses de Europa permite concluir que la entrada en liza de nuevos operadores ha contribuido a un descenso de tarifas, tambi?n lo es que su grado de penetraci?n no asusta a casi nadie. Seg?n los datos m?s recientes, los operadores virtuales se han tenido que conformar con una cuota de mercado inferior al 10% en los pa?ses donde han alcanzado mayor desarrollo, como es el caso del Reino Unido.

Desde el punto de vista de la oferta ?dicen los especialistas-, hay b?sicamente dos tipos: los que entran en el mercado con una oferta generalista de precios bajos y los que tratan de buscar su refugio en la especializaci?n en un nicho de mercado concreto. En Espa?a ya hay ejemplos de ambos tipos.

Carrefour acaba de lanzar su campa?a de presentaci?n con una tarifa competitiva -0,15 euros por minuto a cualquier hora y compa??a-, aunque tampoco resulta 'rompedora' si se analiza con lupa. El hecho de que convivan diferentes planes de precios en todos los operadores y, sobre todo, distintas formas de medir el tiempo de uso -en fracciones de segundo a partir del primer minuto o en bloques de 30 segundos- impide generalizar el calificativo de caro o barato. Al margen de los precios, la principal arma del grupo de distribuci?n va a ser la red de distribuci?n: algo m?s de 240 puntos de venta en toda Espa?a entre grandes superficies y supermercados.

Phone House, por su parte, representa a los operadores que prefieren especializarse. As?, acaba de hacer p?blicas sus tarifas con ofertas tentadoras en llamadas internacionales. De esa forma intenta captar el coraz?n de un mercado cada vez m?s importante en Espa?a, el de los inmigrantes -algo m?s de cuatro millones de usuarios potenciales en este momento-, con un mensaje sencillo: que llamar desde el m?vil cueste lo mismo que hacerlo desde un locutorio. Su red de comercializaci?n tambi?n da envidia: 400 puntos repartidos por todo el territorio nacional en los que, sin embargo, alternar? la venta de sus servicios con los de los principales operadores.

M?s que habitantes

Las estad?sticas del sector pueden inducir a equ?vocos. A finales de marzo, ?ltimo mes de que existen datos oficiales de la Comisi?n del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), hab?a en Espa?a 43,6 millones de l?neas activas. Una cifra que al finalizar el ejercicio, con toda probabilidad, superar? los 45 millones. ?Acaso es que todos y cada uno de los espa?olitos tienen al menos un m?vil y algunos incluso dos? Nada de eso. Los expertos indican que al menos un 10% de esas l?neas te?ricamente activas hay que darlas por muertas. Se trata de tarjetas prepago compradas hace ya tiempo, que llevan muchos meses sin actividad y que probablemente no la recuperar?n nunca. Adem?s, hay un porcentaje muy alto de esas l?neas -entre un 15% y un 20%, seg?n las estimaciones-, que no corresponden a usuarios f?sicos, sino a m?quinas, alarmas de domicilios y empresas, equipos de generaci?n e?lica, dat?fonos de comercios y gasolineras, etc.

Este fen?meno de 'cuasi saturaci?n' ha inclinado a los operadores, virtuales o no, a pegarse por el mercado del 'robo': quitarle clientes a la competencia. Cada mes, 300.000 usuarios de telefon?a m?vil en Espa?a se borran de un operador para darse de alta en otro conservando el mismo n?mero. El r?nking de esa actividad, seg?n los datos oficiales de la CMT, est? encabezado por Vodafone. En los datos acumulados desde 2000, esta compa??a tiene un saldo neto -los que llegan de otras manos menos los que se van a la competencia- de 841.096 l?neas, seguida de Movistar, con 410.040. Amena-Orange tiene un saldo, para este mismo periodo, con signo negativo: una p?rdida neta de 1,11 millones de l?neas.
Comentarios