Vótame en el TOP SUPEROCIO
Mi?rcoles, 01 de noviembre de 2006
Barcelona 2 - Chelsea 2

Drogba, el verdugo del Bar?a en Londres, marc? el gol del empate en los instantes finales del encuentro y complica la clasificaci?n del equipo de Frank Rijkaard par octavos de final.

Vale, no estaba Shevchenko, jugador que, por otro lado, no est? realizando la temporada de su vida, pero saltaba al Camp Nou una n?mina de futbolistas que daba miedo, en fin, los Ballack, Lampard, Drogba, Robben, Essien, Makelele, Terry, Cole?Un equipo, este de Mourinho, que conjuga fuerza, t?cnica, velocidad y experiencia. El Bar?a, quiz? un poco empeque?ecido por las circunstancias y por la potencia del rival, con un pie en octavos, ten?a ante si un reto muy importante para recuperar parte de la confianza perdida.

Pero a los tres minutos, el tipo que nunca se arruga, el crupier del Bar?a, el que parte y reparte, el portugu?s Deco, puso las cosas de cara para el Bar?a con una jugada que describe y resume a la perfecci?n las cualidades de este extraordinario jugador; recuperaci?n en el centro del campo, avance r?pido por el carril del diez y derechazo inapelable desde el v?rtice del ?rea. Gol para recordar.

El Chelsea, que desde el primer segundo quiso imponer su ritmo lento y machac?n, apenas pudo ver el tempranero y directo crochet del portugu?s del Bar?a y, si se llega a descuidar, se lleva el segundo pu?etazo, porque tan s?lo unos minutos despu?s los de Rijkaard hilaron una estupenda jugada entre Zambrotta, Messi y Ronaldinho, que el brasile?o mand? fuera. Mandaba el Bar?a

Una bronca entre Motta y Drogba, en la que participaron los banquillos y los jugadores de ambos equipos, desat? la tensi?n de todos y devolvi? moment?neamente al Chelsea al partido; Ballack pudo marcar con un potente y lejano disparo marca de la casa. Sin embargo, a diferencia de otros partidos disputados por el Bar?a en la presente temporada, la defensa, liderada por M?rquez, parec?a esta vez bien asentada y segura.

El partido se puso precioso. Ten?a ritmo, emoci?n, intensidad, tensi?n y calidad, mucha calidad. Qu? m?s se puede pedir. Cuando no era el Bar?a, que tuvo el segundo en una fabulosa jugada colectiva que no culminaron por poco Ronaldinho y Xavi, era el Chelsea, que puso a prueba a Vald?s, sensacional, con remates llenos de intenci?n de Essien y Robben. Hasta Makelele pudo ser objeto de un posible penalti que el italiano Farina no se?al?.

Otra bronca, esta vez por una posible doble amonestaci?n a Ashley Cole que finalmente no era, as? que no fue expulsado, cedi? parte del protagonismo al ?rbitro, Farina, empe?ado el hombre en recibir tantos o m?s flashes que las estrellas que copaban la pradera del Camp Nou.

Puyol y Drogba por los suelos nada m?s arrancar el segundo cap?tulo. Golpes, tensi?n y oportunidades, como la de Robben, que oblig? a Vald?s a sumar su tercera parada de m?rito del encuentro. El extremo holand?s, al minuto, perdon? en una llegada por la derecha que vio muy bien Frank Lampard.

Dominaban los ingleses, las l?neas m?s adelantadas, m?s concentrados, metidos en el duelo. El Bar?a no arrancaba, Ronaldinho no aparec?a, y Lampard, quiz? con intenci?n de dejar su tarjeta de visita en un campo que podr?a ser el suyo alg?n d?a, marc? un gol imposible, sin ?ngulo, en un gesto lleno de t?cnica y picard?a que dej? las cosas como antes de saltar al campo, en tablas.

Dec?a Xabi que hab?a visto al Chelsea en Londres como para ganar el t?tulo, y tras el gol de Lampard la sensaci?n que corr?a por las gradas deb?a ser parecida; era un equipo tremendamente fuerte, con enormes jugadores y bien dispuesto sobre la cancha. Y si hab?a alguien capaz de cambiar el rumbo de las cosas ese era Ronaldinho, un jugador injustamente en entredicho esta temporada, que ten?a la oportunidad de reivindicarse en el mejor escenario de la noche europea.

Y el ?Gaucho? apareci?, y aunque no lo hizo de esa forma tan espectacular con que nos obnubilaba la pasada temporada, bast? con una buena jugada por la izquierda para habilitar a Gudjohnsen y marcar el segundo del Bar?a, el primero del island?s en el Camp Nou en partido oficial. Respiraba la afici?n, respiraba Rijkaard, respiraban todos.

Bajaron el ritmo los dos equipos, agotados quiz? por tanta intensidad; adem?s, el Chelsea, con nueve puntos, l?der en solitario del grupo A, tampoco se estaba jugando el pase a vida o muerte. As?, el Bar?a pudo tener m?s tiempo el bal?n y jugar con el viento a favor. Pero tampoco pod?a confiarse, porque con la salida de Salomon Kalou el Chelsea contaba con un esprinter completamente fresco.

Una jugada entre Iniesta y Giuly, dos hombres que tambi?n entraron de refresco, pudo sentenciar el duelo definitivamente, pero el Chelsea a?n no hab?a dicho su ?ltima palabra y Drogba, el mismo jugador que acab? con las ilusiones del Bar?a en Londres, dej? las cosas en un empate que complica la clasificaci?n del equipo de Frank Rijkaard.

Imagen

Shakhtar Donetsk 2 - Valencia 2


El objetivo de asegurarse la clasificaci?n ya est? logrado. Al Valencia le hac?aun punto y lo consigui?. Eso s?, sin brillo y con m?s trabajo del esperado.

Quique S?nchez Flores ya avis? de la dificultad que supondr?a el Shakhtar en el camino hacia la clasificaci?n matem?tica del equipo 'ch?'. Y el conjunto ucranio pareci? dispuesto a darle la raz?n desde el primer momento. El equipo de Mircea Lucescu se adelant? en el segundo minuto con un magn?fico lanzamiento de falta de Jadson al que Ca?izares no pudo llegar. Lejos de achicarse y esperar a una contra para sentenciar, el Shakhtar sigui? atacando la meta valencianista.

Las internadas de Rat por la izquierda y de Srna por la derecha trajeron continuos problemas a un Valencia que se las vio y dese? para poder sobrepasar el centro del campo ucranio. Los cinco hombres que coloc? Lucescu para ocupar la zona central supieron encerrar a los de Quique en su propio campo y cerrar la salida del bal?n.

Pero el Valencia ejerci? de grande y fue sacudi?ndose el dominio local a base de fuerza, velocidad y de la que posiblemente sea la pareja de delanteros en mejor forma de Europa: Villa y Morientes. En una falta bastante escorada, Villa chut? raso y Morientes, adelant?ndose a toda la defensa meti? la puntera y consigui? el empate para el Valencia. El Shakhtar no cambi? la idea que ten?a del partido y sigui? jugando al ataque. Su insistencia tuvo premio cuando Fernandinho adelant? a los ucranios con un potente disparo que se fue a la escuadra derecha de Ca?izares. El Shakhtar se crec?a por momentos y el Valencia estaba casi desaparecido. Matuzalem y Aghahowa segu?an creando problemas a la defensa de Quique. En el mejor momento del equipo eslavo lleg? el final de la primera parte.

El descanso le sent? especialmente bien al Valencia. Con la segunda parte cambi? la t?nica del partido y el Valencia fue aprovechando el cada vez mayor cansancio del Shakhtar para ir imponiendo su juego. Una vez m?s sali? el equipo grande y, en un saque de esquina sacado por Villa y prolongado en el primer palo por Moretti, Ayala logr? empatar de nuevo el encuentro.

Y hasta aqu? lleg? el Shakhtar. La ?ltima media hora fue de dominio casi absoluto del Valencia que, con el empate y la clasificaci?n asegurada, supieron contemporizar y sacar adelante el partido. Misi?n cumplida.

Imagen
Comentarios