Vótame en el TOP SUPEROCIO
Domingo, 22 de octubre de 2006
El Real Madrid, liderado por un genial Guti, venci? por f?tbol y actitud al Barcelona, que decepcion? en su presentaci?n en el Bernab?u, que disfrut? como hac?a tiempo que no lo hac?a. El Madrid gan? algo m?s que un partido. Recuper? su autoestima y meti? en problemas al rival.

Alguien dijo una vez que el f?tbol es un estado de ?nimo y el Real Madrid y el Barcelon son el mejor ejemplo. Hace una jornada el Madrid parec?a un equipo roto, sumido en una profunda crisis y sin posibilidad de mejora. Ahora es el Barcelona el que camina metido en problemas, muchos de ellos creados por su entrenador, Frank Rijkaard, que no tuvo su d?a m?s afortunado. Los reproches que hace una semana recib?a Capello ir?n ahora dirigidos a Rijkaard. Esto es el f?tbol y en la pr?xima semana todo puede cambiar.

El inicio del Madrid fue arrollador y en el primer cuarto de hora efectu? una presi?n intensa y efectiva, combin? con sentido y se comi? al Barcelona, que pareci? asustado, fuera de sitio y, adem?s, al poco de salir de los vestuarios se vio por debajo en el marcador. Sergio Ramos aprovech? la pasividad de sus marcadores para llegar con toda la tranquilidad del mundo hasta el borde del ?rea y desde all? se sac? un centro tan perfecto como impropio de ?l y Ra?l aprovech? el regalo para marcar de cabeza. Fue un aperitivo de lo que se le ven?a encima al Bar?a.

Apenas hab?an transcurrido dos minutos y el panorama no se le pod?a presentar mejor al Madrid y peor al Barcelona. Fabio Capello se atrevi? a repetir la alineaci?n con la que barri? en la Liga de Campeones al Steaua. Sergio Ramos volvi? a aparecer por el lateral derecho, Helguera repiti? en el centro de la defensa, Guti como mediocentro de verdad, Ra?l volvi? a situarse en la banda derecha y Robinho en la izquierda. Frank Rijkaard, que no estuvo muy acertado en la direcci?n t?ctica, insisti? en su pol?tica de rotaciones y el equipo lo acus? de inicio. Ah? y en los cambios que efectu? en la segunda parte comenz? a perder el partido. Aline? en el centro del campo a Iniesta con Xavi y Deco, un tr?o capaz de crear un f?tbol espectacular, pero que sufre sin el bal?n. Y como en el primer cuarto de hora no lo tuvo, lo pas? mal y fue incapaz de sujetar al Madrid. Tampoco lo pas? bien el Barcelona en defensa, donde ech? de menos a M?rquez, su mejor zaguero, que aporta, adem?s de contundencia, una salida clara del bal?n.

Quien m?s r?dito obtuvo de todo ello fue Robinho, que volvi? a dejar claro que debe ser titular en este equipo creado para defenderse y al que no le basta s?lo con las ideas de Guti. El brasile?o es el mejor socio del 14, uno que entiende el f?tbol como ?l, y si los dos est?n sobre el c?sped el Madrid s?lo puede crecer. Parece que Capello ya se ha convencido de ello. De una gran jugada del brasile?o, que dej? en evidencia a Zambrotta, el peor del Barcelona con diferencia, pudo nacer el segundo gol del Madrid, pero el remate posterior de Ra?l se estrell? en el larguero.

Despu?s de este susto despert? el Barcelona, que volvi? a recuperar el sentido y liderado por un genial Messi, que tom? el relevo del desaparecido Ronaldinho, ausente y que parece una caricatura de s? mismo, pas? a controlar el choque. Obligado por el empuje de los azulgrana o porque en el fondo se siente c?modo esperando a su rival atr?s, que al fin y al cabo es lo que le gusta a Capello, el Madrid repleg? l?neas y lo empez? a pasar mal.

Gudjohnsen reclam? un m?s que posible penalti de Sergio Ramos, que le empuj? sutilmente por la espalda, poco despu?s, cuando lo m?s f?cil parec?a batir a Casillas, el island?s malgast? de mala manera un pase de Messi despu?s de una espectacular jugada del argentino, que dej? en evidencia a Cannavaro, lo que ya no es noticia, y Roberto Carlos, y el mismo Messi, solo, sin nadie que le marcara en el ?rea peque?a, desperdici? una clara ocasi?n y dispar? alto. Ah? se acab? la fuerza en ataque del Barcelona, que se retir? a los vestuarios con la sensaci?n de que pod?a haber hecho m?s da?o al Madrid y cuando sali? de ellos se encontr? con el golpe de gracia que acab? con el encuentro.

Partido decidido

Un ataque del Barcelona acab? con los futbolistas del Real Madrid celebrando su segundo tanto despu?s de un contragolpe perfecto. Guti abri? con inteligencia y precisi?n en la derecha a Robinho y ?ste le puso un bal?n perfecto a Van Nistelrooy, que remat? de primeras para batir a un V?ctor Vald?s que sali? a coger mariposas, como dicen en Italia.

El golpe fue demasiado duro para el Barcelona, que antes del descanso reclam? con justicia la segunda amarilla a Emerson por una falta a Messi, y el que m?s lo acus? fue Rijkaard, al que le dio un ataque de entrenador, de esos que no acostumbra a tener el holand?s, que retir? a Deco para dar entrada a Giuly y retras? a Messi al centro del campo. Quien m?s se benefici? de ese cambio fue Guti, que pas? a reinar con una autoridad incontestable y dirigi? con maestr?a y mano firme a un buen Madrid que acab? borrando a un descompuesto Barcelona. Fue un conjunto desconocido, decepcionante, roto, que concedi? muchos metros en defensa y no inquiet? en ataque. Una caricatura del equipo que no hace muchos meses maravillaba con su juego.

La diferencia que hubo entre los dos equipos en el segundo tiempo no se termin? trasladando al marcador, que reflej? un resultado ben?volo, que no frenar? las cr?ticas a los azulgrana ni reprimir? los elogios al Madrid, que gan? algo m?s que un partido. Recuper? su autoestima y meti? en problemas al rival.

Imagen
Comentarios