Vótame en el TOP SUPEROCIO
Mi?rcoles, 18 de octubre de 2006
Golpe? primero el Chelsea. Y con Hilario, que par? las pocas que tuvo. Los de Mourinho -con once- pasaron como un rodillo por encima del Barcelona, que termin? desquiciado y tendr? que sufrir para pasar. Ronaldinho, en paradero desconocido. Duro golpe para afrontar el 'cl?sico'

Chelsea-Bar?a, tercera parte. Reencuentro con sabor a f?tbol de altos quilates. Una simple cuesti?n de prestigio. El Chelsea llegaba a la cita ?tocado?, nunca mejor dicho. Las lesiones de Cech y Cudicini hac?an tambalearse el s?lido emporio Abramovich-Mourinho. Hilario, tercer portero londinense, entraba con calzador en escena. En los banquillos, buenas formas con trasfondo envenenado. Mourinho recurri? a su habitual iron?a en el prepartido, mientras que Rijkaard opt? por su l?nea de siempre, la prudencia.

Al margen de estas cuestiones, el encuentro se presentaba como piedra de toque para medir el estado real de ambos equipos. El Chelsea a perdido algo de fuerza en la Premier, con su presidente en v?as de divorcio ?seg?n los tabloides m?s sensacionalistas del Reino Unido-. Mientras, el Barcelona tampoco ha alcanzado el nivel que deslumbr? anta?o. A pesar de todo, la cita merec?a la pena. Un total de quince futbolistas que optan al Bal?n de Oro estaban sobre el tapete.

El Chelsea arranc? como siempre, imprimiendo miedo al rival. Dos o tres pases vertiginosos en busca de desmontar al adversario. El Bar?a resist?a a duras penas. Ronaldinho, desaparecido hasta mediada la primera parte. Sin embargo, pudieron adelantarse los azulgranas si Zambrotta ?mal?simo partido- hubiese conectado el remate tras una gran dejada de Deco.

El equipo londinense respondi? a su estilo, con fiereza. Shevhcenko pudo marcar en el 16?, pero M?rquez lo impidi? con un acertado ?y arriesgado- despeje. En el c?rner posterior, el ucranio estuvo a punto de lograr el gol al rematar completamente solo.

Tras la acometida inglesa, el Barcelona tom? algo de aire y reaccion? t?midamente. Xavi sirvi? un gran pase para que Messi ?abucheado- midiese a Hilario, pero respondi? el meta portugu?s. Poco despu?s, en el 29?, el equipo blaugrana trenz? su mejor jugada en la primera mitad. Deco, Ronadinho y Xavi intervinieron en la acci?n, pero Hilario -?qu? cosas!- introdujo una mano salvadora.

Al filo del descanso, el Chelsea volvi? a poner la sexta para intimidar a los de Rijkaard. Lampard, siempre inspirado frente al Bar?a- tir? ligeramente alto. Y poco despu?s, Carvalho tuvo una gran oportunidad al cabecear completamente solo. No obstante, tuvo un susto el conjunto brit?nico. Edm?lson dej? el codo sobre la cabeza de Drogba y los fantasmas que surgieron frente al Reading sobrevolaron Stamford Bridge.

Asfixiante Chelsea

En la segunda mitad, el Chelsea golpe? primero. Los partidos frente al once de Mourinho exigen el 101% de concentraci?n, y el Barcelona no la tuvo. Un despiste, un ?nfimo momento de relax conllevan el peor de los castigos. Drogba, recuperado, aprovech? un desajuste defensivo entre M?rquez y Puyol para girarse y conseguir el gol.

Y pudieron ser m?s. Shevchenko perdon? en el 54' al fallar solo ante Vald?s, mientras que Makelele opt? por el tiro desde media distancia. El Barcelona, asfixiado, trataba de evitar los constantes balones al ?rea del Chelsea. Rijkaard sent? a Gudjohnsen ?Eto?o es otra cosa- y Gio para dar entrada a Iniesta y Giuly. Nada. El acoso de los ingleses se prolong? y Drogba pudo poner la puntilla, pero Vald?s le venci? en el careo.

Continuaba la fragilidad defensiva. Mourinho, gran int?rprete, lo vio y dio entrada a la velocidad a Robben. Rijkaard contest? con la inclusi?n de Oleguer en lugar de un desconcocido Puyol, pero las tornas no cambiaron.

El Chelsea, cual anaconda, sigui? recre?ndose con su presa, apretando progresivamente hasta el momento de no retorno. Lo intent? Messi con un cabezazo est?ril, pero el Bar?a ca?a en Londres. Una doloros?sima derrota que envenena su pase. Cuidado. Y el domingo le llega el 'cl?sico'.
Comentarios