Vótame en el TOP SUPEROCIO
S?bado, 07 de octubre de 2006
El partido del morbo, de las ausencias, del fantasma Ra?l sobrevolando el estadio Rasunda, el de si ganamos, damos un paso firme hacia la Eurocopa de 2008, el de si perdemos, ?qu? tiene que cambiar? Porque algo tiene que cambiar.

Como dos clones se presentaban Suecia y Espa?a, con una participaci?n mundialista que sembr? serias dudas y con sus buques insignia (Ibrahimovic y Ra?l) en casa. Pero con una diferencia, Suecia hab?a ganado sus dos partidos y Espa?a ven?a de la debacle ante Irlanda del Norte.

Pero que nadie se confunda. Espa?a no est? acabada, al menos no matem?ticamente. La clasificaci?n no est? perdida, para no desesperarnos. El problema es que a partir de ahora nuestra lucha est? m?s con Dinamarca, por el segundo puesto, que con Suecia por pasar primeros de grupo.

Y empez? el partido raro. Sorprend?a el control de Espa?a. En los primeros diez minutos se hizo due?a del bal?n. Dominaba el terreno de la posesi?n, pero no el de la eficacia. Esa era de color amarillo. Y parec?a pasividad, porque Suecia pr?cticamente estaba metida en su propia porter?a, pero s?lo era paciencia.

Y Espa?a se obsesionaba. Por tocar en corto, ?nicamente en corto, por no buscar con pases en largo a los delanteros, por subir por la banda derecha, por olvidar la izquierda... por olvidarla, por completo. Porque por ah? Suecia dio el estacazo. Tanto que el primer error de la defensa espa?ola (el primero...), el primer acercamiento, el primer disparo, la primera vez que un sueco pisaba ?rea espa?ola fue letal. Elmander, con una jugada en solitario y batiendo por bajo a Casillas, pon?a el 1-0 en el marcador, en medio de ese aparente dominio de Espa?a y ese alet?rgamiento sueco.

Ni con Iniesta

Con el descanso Luis revolucion? a los suyos. Quit? a Cesc, sac? a Iniesta, hizo debutar al sevillista Puerta e introdujo a Luis Garc?a. Y parec?a que la fur?a roja aparec?a en acci?n y la selecci?n creci?. Apareci? Angulo, que tard? 47 minutos en entrar en escena. Torres empezaba a controlar el bal?n y a Villa le llegaba alg?n bal?n. Y empezaron a rematar. Pero todo fue ef?mero.

Porque no podemos si quiera escudarnos en la idea del gol fantasma. Que lo hubo. O no, porque las im?genes de la retrasmisi?n sueca nos dejaron con la incertidumbre de saber si ese remate de Puyol, que sac? Linderoth (con los pies sobre la raya y con el cuerpo no tanto) entr? o no en la porter?a de Shaaban.

Y en medio del desconcierto lleg? el segundo de Suecia. Simb?lico, eso s?. Porque Espa?a parec?a ya abocada a la derrota y a sufrir los contundentes contragolpes de Suecia, como el que culmin? Allb?ck dejando sentados a Puyol y Casillas.

Puede que la selecci?n no sea un despelote, pero parece que estamos inmersos en el rodaje de un nuevo Full Monthy.
Comentarios