Vótame en el TOP SUPEROCIO
Domingo, 17 de septiembre de 2006
La central nuclear de Garo?a, en marcha desde 1970, no funcionar? mucho tiempo. El Gobierno ha decidido cerrarla e Industria no renovar? el permiso de funcionamiento que ha solicitado la planta para seguir despu?s de 2009 y no ampliar? m?s all? de 40 a?os la vida ?til de las centrales, seg?n fuentes del Ejecutivo. Con esta medida, el Gobierno y el PSOE pretenden demostrar que su apuesta antinuclear va en serio, que Jos? Luis Rodr?guez Zapatero cumple lo que promete y aplacar a los ecologistas y socios parlamentarios para facilitar la construcci?n del almac?n de residuos nucleares, considerado la prioridad m?xima.

La postura del Gobierno en el tema nuclear nunca ha estado muy clara. Mientras la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, arremete abiertamente contra esta energ?a, el departamento de Industria dirigido por Jos? Montilla la defend?a y ahora no se sabe qu? dir? Joan Clos. El "doble lenguaje" -como lo define un alto cargo socialista- lo rompi? el presidente del Gobierno, Jos? Luis Rodr?guez Zapatero, cuando anunci? en el Debate del Estado de la Naci?n de 2005 un calendario de cierre nuclear. Industria afirm? un a?o despu?s que lo sensato ser?a dejarlo para la pr?xima legislatura. Zapatero insisti? en que en esta legislatura habr? un "plan de cierre".

Fuentes del Gobierno conocedoras del proceso explican que el primer paso ser? cerrar Garo?a, una potestad de Industria, aunque el Consejo de Seguridad Nuclear tendr? que informar previamente. La decisi?n se acelerar? por la necesidad de construir un almac?n de residuos radiactivos. Espa?a no cuenta con ning?n cementerio nuclear -cada central guarda sus desechos at?micos- y lo necesita con urgencia: en 2011 tienen que volver los residuos enviados a Francia tras el accidente de Vandell?s I en 1989. A partir de ese momento el contrato firmado entre Espa?a y Francia fija una penalizaci?n de 57.000 euros diarios. Adem?s, el almac?n de la central de Cofrentes (Valencia) se satura en 2009 y el desmantelamiento de Zorita obliga a buscar una soluci?n. Hay prisa.

El Gobierno, con una oferta de 700 millones de euros en inversiones, ha pedido ayuntamientos candidatos para albergar el almac?n. Pero los primeros amagos -como el fracasado en Peque, Zamora- han demostrado que los ecologistas pueden movilizar mucha gente contra la instalaci?n. Por eso los alcaldes dispuestos a autorizar el almac?n en su municipio todav?a no lo piden p?blicamente. Los ecologistas argumentan que construirlo es dar una salida a la energ?a nuclear y s?lo lo aceptar?n si hay un plan de cierre de las centrales. Por eso, antes de la campa?a de las municipales de 2007, el Gobierno anunciar? -"con toda seguridad", seg?n fuentes consultadas- el cierre de Garo?a como primer paso. El objetivo de esta medida es desmentir as? que el almac?n nuclear sea la coartada para mantener las centrales. Sin embargo, un portavoz oficial de Industria afirma que "no hay fecha ni previsi?n de cierre de centrales".

Garo?a es propiedad de Endesa e Iberdrola al 50% y ya ha presentado la solicitud al Consejo de Seguridad Nuclear para funcionar despu?s de 2009. Su cierre, se unir? al de Zorita (Guadalajara), clausurada este a?o, tras una decisi?n del PP en 2002.

La falta de las dos centrales no supondr? un gran problema para el sistema el?ctrico. Aunque la energ?a nuclear supone un 23% de la electricidad, Garo?a y Zorita son peque?as comparadas con el resto. Fueron las primeras plantas en abrir y su tecnolog?a es obsoleta. Entre las dos suman 616 megavatios de potencia (150, Zorita y 466 Garo?a), poco m?s de la mitad que los dm?s reactores y producen lo mismo que una central de gas. Garo?a produjo en 2005 el 1,25% de la electricidad consumida en Espa?a.

Izquierda Verde y Los Verdes, socios del PSOE, han pedido al Gobierno el cierre de una nuclear para mantener su apoyo. El Gobierno ha hecho llegar a los ecologistas su intenci?n de cerrar la planta si aceptan el almac?n. Ecologistas en Acci?n y Greenpeace han respondido que "no, si no hay una fecha fija para prescindir de la energ?a nuclear", pero el Gobierno conf?a en que el cierre de Garo?a disminuir? las protestas.

Un alto cargo socialista se?ala que "no se entender?a que no hubiera pronto una decisi?n como ?sta" con el convencimiento de que el almac?n de residuos saldr? en la campa?a de las municipales y auton?micas y "hay que demostrar que la energ?a nuclear no es soluci?n".

Las fuentes consultadas no esperan demasiada oposici?n de las el?ctricas. Cuentan con convencerlas de que ellas son las primeras interesadas en solucionar el problema de los residuos. "Garo?a est? amortizada y con un almac?n ellos se quitan las barras de combustible gastado de sus centrales, que son un problema y as? reducen costes", explican las citadas fuentes.

En enero de 2005, el Gobierno cambi? la ley y oblig? a las el?ctricas a pagar el coste de los residuos radiactivos. Hasta entonces, el presupuesto de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) sal?a de un porcentaje de los recibos de la luz de cada consumidor. Tener un ?nico dep?sito es cuatro veces m?s barato y m?s seguro que construir siete peque?os almacenes en cada central. El combustible gastado emite radiaci?n durante decenas de miles de a?os y almacenarlos costar? 13.018 millones entre 1985 y 2070. No se sabe cu?nto a partir de entonces.

Con el cierre de Garo?a y la construcci?n del almac?n, el Gobierno cumplir?a el grueso de su paquete nuclear. Adem?s, pretende no permitir que las centrales prolonguen su vida m?s all? de los 40 a?os para los que fueron dise?adas inicialmente. Eso supone cierres escalonados entre 2020 y 2027. En realidad, las fuentes consultadas mantienen que una declaraci?n de ese tipo es m?s pol?tica que pr?ctica. No se puede prescindir hoy de la energ?a nuclear y, sin acuerdo de la oposici?n, lo que diga un Gobierno sobre lo que har? otro dentro de 13 a?os es una cuesti?n simb?lica.

La tercera pata de la agenda es acelerar la reforma de la ley que regula el CSN, una propuesta de Izquierda Verde y auspiciada por Greenpeace. El PSOE, tras dilatarla durante m?s de un a?o en el Congreso, la tramitar? este a?o. La reforma har? p?blicos todos los documentos del CSN y dar? voz a las comunidades.

La planta de las grietas

En 1957 Electra de Viesgo e Iberduero crearon Nuclenor para subirse a la incipiente energ?a nuclear. El capital inicial fue de cinco millones de pesetas y el resultado 13 a?os despu?s fue Santa Mar?a de Garo?a. Nuclenor hoy es propiedad de Endesa e Iberdrola, que invierten 14 millones de euros al a?o en la central, m?s que el resto. La planta sufre desde 1981 grietas en el reactor pero afirma que no es problema.

Imagen
Comentarios