Vótame en el TOP SUPEROCIO
Mi?rcoles, 06 de septiembre de 2006
Los aficionados a los videojuegos que se encuentren en Europa, Rusia, Oriente Pr?ximo, ?frica o Australia tendr?n que esperar tres meses m?s que los de Jap?n y EE UU para poder comprar la nueva consola de Sony, la PlayStation 3 (PS3). La compa??a japonesa ha decidido no distribuir el dispositivo de juegos en esos pa?ses por un problema de suministro.

Sony ha anunciado en un comunicado oficial que retrasar? hasta marzo de 2007 el lanzamiento de la PS3 en aquellas zonas del mundo que utilizan el sistema PAL de televisi?n, manteniendo no obstante la fecha del 11 de noviembre para el lanzamiento en Jap?n, y el 17 del mismo mes para EE UU.

El retraso se debe a los problemas que sufre la producci?n de uno de los componentes que incorpora el lector de DVD de la PS3, que incorpora el formato de nueva generaci?n Blu-Ray, impulsado por Sony. Esta consola es la sucesora de la exitosa PlayStation 2, de la que se han vendido m?s de cien millones de unidades desde su lanzamiento en el a?o 2000.

Ken Kutaragi, director de la unidad de juegos de la compa??a japonesa y conocido como 'el padre de la PlayStation', ha diho a los periodistas que Sony espera distribuir dos millones de unidades de la PS3 antes de que acabe 2006. Esta cifra representa la mitad de los cuatro millones de unidades que Sony preve?a distribuir en ese periodo en un principio. A?n as?, se mantiene el objetivo de los seis millones de unidades vendidas antes de marzo de 2007.

Del ?xito o fracaso de la PS3 dependen en buena parte las ganancias futuras de Sony. En juego est? la posici?n de liderazgo en el mercado de las videoconsolas, una industria de 30.000 millones de d?lares en la que Nintendo, con la consola Wii, Microsoft, con la 360, y Sony con la PlayStation, son los principales jugadores.

El resultado del enfrentamiento en este mercado tambi?n influir? en la disputa existente por imponer uno de los dos formatos existentes para la nueva generaci?n de DVDs, una batalla que enfrenta al Blu-Ray impulsado por Sony y al HD-DVD de Toshiba.


Imagen
Comentarios