Vótame en el TOP SUPEROCIO
S?bado, 12 de agosto de 2006
Marta Dom?nguez revalid? su t?tulo europeo de 5.000 metros batiendo en un furioso esprint a la rusa Liliya Shobukova con una marca de 14:56.18, la mejor en la historia de los campeonatos. La palentina, que hab?a decidido renunciar a los 5.000 metros, decepcionada tras su s?ptimo puesto en 10.000, reconsider? su postura para obtener una victoria de prestigio universal. El podio lo complet? la plusmarquista mundial, la turca Elvan Abeylegesse, con u registro de 14:59.29.

La pen?ltima jornada, despu?s de un viernes de dolores en el que Espa?a perdi? los t?tulos europeos de 3.000 m. obst?culos (Penti) y de 100 metros vallas (Glory Alozie), devolvi? el optimismo al equipo espa?ol con el oro de Dom?nguez, el magn?fico cuarto puesto de Mario Pestano en disco (64,84), el s?ptimo de Naroa Agirre en p?rtiga (4,45) y el octavo de Zulema Fuentes-Pila en 3.000 m. obst?culos con nuevo r?cord nacional (9:40.36).

El presidente de la Federaci?n Espa?ola, Jos? Mar?a Odriozola, responsable directo del cambio de opini?n de Marta, fue el primero en felicitarla al borde de la pista, cuando la doble campeona de Europa daba la vuelta de honor envuelta en la bandera espa?ola. Fue un triunfo al m?s puro estilo Marta, adornado con sus mejores cualidades: aguante en todos los ritmos, respuesta a todos los cambios, coraje para no sentirse inferior a nadie y un car?cter aguerrido en el instante supremo en que se deciden las medallas.
Empez? en el centro del grupo

Shobukova empez? tirando (3:04.75 el primer mil), mientras Marta, en el centro del grupo y pegada al bordillo, marcaba a la favorita Abeylegesse, que tambi?n hab?a sufrido un primer rev?s en Gotemburgo al tener que abandonar la final de 10.000. El segundo kil?metro se pas? en 6:09.36 con el grupo todav?a ?ntegro, pero la brit?nica Jo Pavey, que part?a con la mejor marca pero se sab?a inferior al esprint, tom? el mando al empezar el cuarto kil?metro y rompi? el paquete.

La espa?ola se aferr? al furg?n de cabeza en el que viajaban seis. Al afrontar las tres ?ltimas vueltas s?lo quedaban cuatro arriba. Sobraba una para el podio pero nadie entregaba la cuchara cuando son? la campana anunciadora de la ?ltima vuelta. Marta Dom?nguez no perdi? los nervios. Shobukova y Abeylegesse lanzaron el esprint sin reparar en que, por dentro, a la salida de la ?ltima curva, la espa?ola apretaba los dientes y se marchaba incontenible hacia la meta para revalidar un t?tulo en el que nunca crey?.

Imagen
Comentarios