Vótame en el TOP SUPEROCIO
Lunes, 07 de agosto de 2006
En pocos a?os, la red se ha hecho tan familiar que es dif?cil imaginar la vida sin ella. Adem?s de nuestra familiaridad con los navegadores y marcadores, conocemos tres o cuatro cosas sobre la historia de la red. Muchos usuarios saben, por ejemplo, que el f?sico brit?nico Tim Berners-Lee la desarroll? en el Laboratorio Europeo de F?sica de Part?culas (CERN), situado cerca de Ginebra, Suiza. Pero los detalles sobre el crecimiento de la red mundial son poco conocidos, entre otras cosas, porque todav?a no se ha escrito la historia definitiva de c?mo ocurri?.

Un d?a clave fue el 6 de agosto de 1991, hace exactamente 15 a?os, cuando Berners-Lee public? su c?digo en ciernes del World Wide Web (www) en el bolet?n de noticias alt.hypertext de USENET para que los dem?s usuarios pudieran experimentar.

Jeff Groff, que colabor? con Berners-Lee en la creaci?n del primer c?digo, se?ala que la red se basaba en una idea muy sencilla. "La visi?n era que los usuarios no tuvieran que preocuparse por la parte tecnol?gica", afirma. La red era una capa que trataba de esconder la complejidad subyacente de los datos y documentos que proliferaban en internet. Gracias a ese compromiso con la sencillez nacieron las direcciones que comienzan con http:// y que ahora nos resultan tan familiares.

Islas de informaci?n

A principios de los '90 la posibilidad de acceder por una v?a com?n a la informaci?n almacenada en muchas computadoras diferentes ten?a un gran atractivo, dijo Paul Kunz, cient?fico del Centro del Acelerador Linear de Stanford (SLAC, por sus siglas en ingl?s), Estados Unidos.

?l fue el primero en establecer un servidor web fuera de Europa, en diciembre de 1991. Hasta ese momento, seg?n ?l, las computadoras eran islas de informaci?n. Con una contrase?a, s?lo se pod?a acceder a los recursos distantes de m?quinas individuales.

Cambiar de computadora implicaba tener que volver a usar la contrase?a y probablemente recurrir a un conjunto de comandos diferentes para buscar y obtener los datos.

Navegaci?n

Kunz comenz? a interesarse por la red cuando Berners-Lee mostr? c?mo se le pod?a emplear para consultar una base de datos de art?culos sobre f?sica, en una computadora central IBM. "Yo sab?a como deb?an aparecer los resultados en la pantalla y eran id?nticos en el navegador web", explica Kunz.

El servidor establecido por Kunz les permiti? a los f?sicos acceder a cerca de 200.000 res?menes de art?culos con una facilidad sin precedentes. Esto result? tan ?til que pronto los cient?ficos del CERN, en Europa, comenzaron a hacer b?squedas en la base de datos a trav?s de la p?gina web de SLAC, en EE.UU., en vez de usar la copia que ten?an en su propia red.

A pesar del inter?s creciente de los f?sicos por las promesas de la red, en los primeros a?os muy pocas otras personas se dieron cuenta de su potencial. Kunz afirma que eso se deb?a a que hab?a varias otras tecnolog?as que desempe?aban un papel similar.

Muchos utilizaban el protocolo de transferencia de archivos (FTP, por sus siglas en ingl?s) para obtener documentos importantes y se comunicaban escribiendo notas en los boletines de USENET. Una tecnolog?a estadounidense muy popular era Gopher, que en parte se llamaba as? en honor a un equipo deportivo, Golden Gophers (Ardillas de tierra doradas), de la Universidad de Minnesota, donde fue creada.

Gopher tambi?n les brindaba a los usuarios una forma f?cil de acceder a la creciente complejidad de las computadoras conectadas a internet. Esta tecnolog?a se dio a conocer a principios de 1991 y, seg?n las estad?sticas, durante varios a?os gener? mucho m?s tr?fico en internet que la WWW.

Durante ese tiempo, Mr Berners-Lee, Jeff Groff y otros colegas vinculados al proyecto de la red mundial estaban enfrascados en dar a conocer su creaci?n en conferencias, reuniones y en l?nea.

El proyecto recibi? una inyecci?n de vitalidad en abril de 1993, cuando apareci? Mosaic, el primer navegador web para PC. Fue creado por Marc Andreessen en el National Center for Supercomputing Applications de la Universidad de Illinois, EE.UU., y no en CERN porque, seg?n explic? Jeff Groff, el equipo no contaba con suficiente personal para escribir los programas de navegaci?n para m?quinas PC, Mac o Unix.

Mosaic

Mosaic tuvo tanto ?xito que estableci? muchas de las convenciones actuales de uso de la red, dijo Groff, por ejemplo el empleo de marcadores o favoritos, que no estaban incluidos en la concepci?n original de la red.

Tambi?n, en 1993 la Universidad de Minnesota comenz? a cobrar por la utilizaci?n de Gopher, lo que oblig? a muchas personas a considerar seriamente otras alternativas.

Expresi?n personal Ed Vielmetti, investigador asociado de la Facultad de Informaci?n de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, es usuario de la red desde sus inicios.

Seg?n ?l, desde los primeros a?os la nueva tecnolog?a comenz? a resultarles ?til a los usuarios no especializados. Mientras que los sistemas de Gopher y FTP normalmente eran establecidos por compa??as o instituciones de envergadura, y USENET no ofrec?a permanencia y sus usuarios ten?an que republicar sus opiniones con frecuencia, las nuevas p?ginas web les permit?an a los interesados expresarse por medios que las dem?s tecnolog?as no facilitaban.

Vielmetti dijo que el c?digo de la red toleraba muchos errores y estimulaba a la gente a que experimentaran con ?l. "Los sitios web nos ofrec?an un espacio como personas, no como entidades corporativas, y uno pod?a transformar una p?gina en algo muy suyo", se?ala.

Permanencia

Cada ola de inter?s en la red ha surgido como resultado de la aparici?n de herramientas que facilitan la expresi?n personal, por ejemplo los blogs. La previsi?n de Berners-Lee y los primeros programadores posibilit? que incluso en la actualidad se pueda ver muchas de las p?ginas web originales.

"El destino de las PC cambi? con la hoja de c?lculo, el de las Mac con la edici?n electr?nica y el de internet con la red mundial", asegura Paul Kunz. "Tim Berners-Lee estaba tratando de resolver un problema relacionado con la f?sica de alta energ?a y encontr? una soluci?n a problemas que la gente no sab?a que ten?a", a?ade.

A fines de 1994, el tr?fico de la red sobrepas? al de Gopher y nunca m?s volvi? atr?s.

En la actualidad existen unos 100 millones de sitios web y muchas personas consideran que la red e internet son indistinguibles. Pero, seg?n Groff, s?lo ahora la red mundial est? cumpliendo las expectativas que ten?an sus creadores.

La idea original era establecer un medio que le permitiera al p?blico leer y contribuir.

Muchas herramientas nuevas -como los sitios para compartir fotos, las redes sociales, los blogs y los wikis- est?n cumpliendo esa promesa temprana, asegura. La red podr? tener alcance mundial, pero en t?rminos reales apenas est? comenzando.
Comentarios