Vótame en el TOP SUPEROCIO
Domingo, 23 de julio de 2006
SI usted nota hoy alg?n sofoco que le hace pensar en la posibilidad de un infarto; si percibe extra?as interferencias en su televisor, aparato de radio o tel?fono m?vil; si observa un funcionamiento incorrecto del navegador de su autom?vil, su buscapersonas o sus electrodom?sticos; si cree percibir un extra?o movimiento en su br?jula o cree ver alguna aurora boreal, ese meteoro luminoso cerca de los polos magn?ticos, no les eche la culpa a los avatares de la pol?tica. Tampoco suponga que es el preludio de las trompetas del Apocalipsis, ni una consecuencia imprevisible de las altas temperaturas que estamos padeciendo este agitado verano. Tranquil?cese. Que no cunda el p?nico.

Dicen los cient?ficos que una explosi?n en la superficie solar provocar? hoy en la Tierra una tormenta geomagn?tica. De vez en cuando, el Sol escupe una burbuja de gas ionizado que produce cambios en el magnetismo terrestre. Eso provoca auroras boreales, dificultades en la regulaci?n del voltaje de los aparatos el?ctricos, puede afectar al funcionamiento de sat?lites, redes el?ctricas, sistemas de navegaci?n y oleoductos, e influye de modo negativo en la salud de las personas sensibles a las alteraciones del campo magn?tico terrestre. Ese magnetismo de nuestro planeta est? en continua variaci?n, lo que hace que el polo magn?tico no coincida con el geogr?fico y est? en permanente movimiento. Hace poco se ha sabido que el polo Norte magn?tico se est? moviendo tan r?pido que en menos de 50 a?os podr?a desplazarse desde Alaska, donde est? en la actualidad, hasta Liberia. Los expertos han calculado que, a lo largo de la Historia geol?gica, el polo Norte y el Sur han intercambiado sus puestos una vez cada 300.000 a?os, con lo que el campo magn?tico de nuestro planeta habr?a invertido su polaridad por lo menos 170 veces en los pasados 100 millones de a?os. Puede que el mundo todav?a no haya perdido el Norte. Pero la verdad es que est?n pasando cosas de aurora boreal.
Comentarios